Cerdeña

#15 lugares que ver en el norte de Cerdeña

Río en Bossa, Cerdeña

Recorremos la parte septentrional de la isla para descubrirte cuáles son los rincones que, sí o sí, tienes que ver en el norte de Cerdeña. Te esperan pueblos de colores con mucho encanto, caprichos de la naturaleza y, cómo no, playas increíbles. Arrancamos de oeste a este, ¿te vienes?

#1 Alghero

Comenzamos por esta ciudad amurallada que encarna todo el encanto mediterráneo. Su centro histórico está muy bien conservado, con muchas zonas peatonales y cero tráfico. Merece la pena pasear por allí y también por su bastión que, a última hora de la tarde, regala atardeceres espectaculares.

Alghero es un sitio ideal donde alojarse, ya que desde aquí se llega fácilmente a otros puntos interesantes del noroeste de Cerdeña. Y, además, podrás disfrutar de su exquisita gastronomía en lugares como La Botteghina (¡pizzas y tiramisú buenísimos!) o la Focacceria Milese.

Como curiosidad, en esta ciudad se habla el alguerés. Se trata de una variedad dialectal del catalán mezclado con la influencia del sardo y del italiano. Así que no te sorprendas si paseando tanto por Alguer como por los pueblos vecinos escuchas y lees este idioma tan parecido al catalán. 

#2 Bosa

A una hora de Alghero, Bosa se asienta entre la montaña y el río Termo. Sus coloridas casas y su centro histórico la convierten en uno de los pueblos más bonitos de Cerdeña. No dejes de pasear por la riba del río y por sus empedradas calles peatonales y, si quieres observarla desde lo alto, sube hasta su castillo.

#3 Grotta di Nettuno

A media hora de Alghero, se encuentra la Gruta de Neptuno. Para llegar hasta ella es necesario bajar por unas impresionantes escaleras de 650 escalones que bordean el acantilado. A pesar del esfuerzo que conlleva volver a subirlas, merece la pena llegar hasta aquí para contemplar el paisaje de Capo Caccia desde este rincón. Al final de la escalinata se puede acceder, previo pago, a la gruta, pero sinceramente no merece mucho la pena: está pensada más para el turista que para su conservación.

#4 La Pelosa

Ubicada en la península de Stintino, La Pelosa se cuela siempre en las primeras posiciones de todos los ránkings sobre las mejores playas de Cerdeña. Y no les falta razón ya que el color de sus aguas, tan transparentes y, a la vez, con un azul tan intenso, hacen los honores. Eso sí, si puedes, acércate hasta aquí a primera hora del día y entre semana para evitar la aglomeración de visitantes. ¡Todos quieren su trocito de paraíso!

#5 Castelsardo

Seguimos el recorrido descubriendo qué ver en el norte de Cerdeña y llegamos hasta Castelsardo. Este borgo de casas de colores mirando al mar es una de las estampas típicas de la isla. Dedica un par de horas a recorrer sus calles y a buscar la perspectiva perfecta de sus casas reflejadas en el mar.

#6 Li Cossi

En Costa Paradiso se encuentra Li Cossi, una cala que también se sitúa siempre en el ranking de las mejores playas de Cerdeña (y, otra cosa no, pero ¡competencia tiene!). El paisaje escarpado y el mar color esmeralda son los responsables de ello. Para acceder hasta aquí hay que seguir un sendero de unos 15 minutos.

#7 Santa Teresa di Gallura

El pueblo costero de Santa Teresa di Gallura es un punto perfecto para alojarse en esta zona de la isla y recorrer los próximos lugares que te recomendamos que tienes que ver en el norte de Cerdeña. Tiene muchas playas increíbles a su alrededor –como Capo Testa– y, además, desde aquí puedes tomar uno de los ferris que llevan hasta Bonifacio, el punto más al sur de la isla francesa de Córcega.

View this post on Instagram

Busy looking for paradise over here 😌💙

A post shared by Carin Olsson (@parisinfourmonths) on

#8 Archipiélago de La Maddalena

Una de las cosas que más te recomendamos hacer en Cerdeña es tomar un tour en barco que te lleve a recorrer el archipiélago de La Maddalena. El color del mar en esta zona es precioso, especialmente en la zona que está entre tres de sus islas (Budelli, Razzoli y Santa Maria). Para llegar hasta aquí es necesario ir en barco, puesto que son islas deshabitadas. En el puerto de Palau hay múltiples compañías ofreciendo alquiler de lanchas neumáticas, con o sin conductor. Algunas de las playas más destacadas para visitar son:

  • Cala Santa Maria (isla Santa Maria)
  • Cala Conneri (isla Spargi)
  • Spiaggia rosa (isla Budelli): sólo se puede ver, ya que no se permite el acceso para proteger su arena de color rosa.
  • Cala Corsara (isla Spargi)
  • Cala Soraya (isla Spargi)

#9 La Maddalena

La isla de La Maddalena merece una mención a parte. Se llega hasta ella fácilmente desde Palau, gracias a los ferris que salen con frecuencia desde su puerto y a los cuales, incluso, puedes subir el coche. Recorre las callecitas de su centro histórico para disfrutar su encanto tan especial y, si prefieres el mar, aléjate hasta alguno de los puntos de su cordillera y déjate sorprender por el azul espectacular de su mar.

#10 Caprera

La hermana menor del archipiélago –y algo menos conocida– es Caprera. Se llega a través de la carretera que la conecta con La Maddalena, por lo que, si tienes coche, no tendrás ningún problema. Esta isla está llena de calas increíbles como Cala Coticcio, Spiaggia del Relitto, Cala Andreani o Spiaggia I due mari.

#11 Phi Beach

Es uno de los lugares icónicos de la ruta de la Costa Esmeralda y el turismo más lujoso. Aún así, no hace falta ser millonario para acercarse hasta aquí y disfrutar del atardecer espectacular que se ve desde su costa. Y, quien se anime a quedarse en las noches de discoteca, puede consultar su programación aquí.

#12 Porto Cervo

El epicentro de la Costa Esmeralda es Porto Cervo. Este pueblo fue construido por y para el lujo y, aunque no puedas permitirte quedarte en una de sus mansiones o yates, vale la pena venir hasta aquí si quieres curiosear sobre cómo viven los más ricos. Pasea por su bulevar y su puerto y fantesea sobre cuánto puede costar una noche en los cruceros más lujosos.

#13 Cala di Volpe

Seguimos con la ruta de qué ver en el norte de Cerdeña para llegar hasta Cala di Volpe. También pertenece a la zona de Costa Esmeralda y aquí encontramos otro de los escenarios más lujosos: el hotel Cala di Volpe. En este alojamiento se grabó una de las películas de James Bond y es que el agente secreto no podía tener mejor gusto…

#14 Cala Brandinchi

Acabamos la zona del lujo, pero no podría decirse que pasamos a algo más mundano porque Cala Brandinchi es un auténtico paraíso. En Cerdeña se conoce como la Tahití local y no es para menos. Naturaleza, kilómetros de arena blanca y agua espectacular se reúnen en este lugar. Y, además, con bastantes facilidades: tiene servicio, bar, aparcamiento…

#15 Golfo d’Orosei

Acabamos por todo lo alto este recorrido ya que el Golfo d’Orosei es uno de los lugares imprescindibles que ver en el norte de Cerdeña. A lo largo de sus acantilados hay pequeñas calas que bañan un mar azul turquesa intenso; aguas transparentes como nunca antes habías visto.

Para llegar a estas playas es necesario hacerlo vía mar, aunque hay algunas (como Cala Goloritze) a las que se puede llegar por rutas de senderismo de unas 2:30 horas de duración. Si te decantas por la vía marítima, puedes contratar excursiones que salen tanto desde Cala Gonone como Santa María Navarrese.

Si quieres ir a tu ritmo, lo mejor es que alquiles una lancha neumática con o sin conductor (dependiendo de tus habilidades como capitán). Te permitirá pasar el tiempo que quieras en las calas que prefieras. En Nautica alquilan estos gommoni en el puerto de Santa María Navarrese.


Ahora que ya saber qué ver en el norte de Cerdeña, ¿te has decidido por una ruta? ¿Quizás prefieras saber qué ver en el sur? Vayas donde vayas, no dejes de consultar nuestra guía completa de Cerdeña para conocer dónde alojarte, dónde comer, cómo moverte… para que tu viaje por este paraíso mediterráneo sea perfecto. Buon viaggio!

Escribe tu comentario