Singapur

Todo lo que siempre quisiste hacer en Singapur

Interior Cloud Forest en Singapur

Resulta paradójico que, un país con poco más de cincuenta años de historia, tenga tanto que contarnos a sus visitantes. La lista de cosas que hacer en Singapur es larga y eso es gracias al trabajo que han hecho sus ciudadanos para construir una ciudad que consigue atraer a más de 18 millones de viajeros cada año. Para que no te pierdas entre recomendaciones, hemos elaborado esta guía de qué visitar en Singapur en cada una de sus zonas.

Marina Bay

Comenzamos por la bahía de la marina, el corazón turístico de la ciudad. Aquí encontraremos la mayor parte de las construcciones vanguardistas que se han creado para atraer a los visitantes y todo bajo una premisa: la naturaleza es lo más importante. Paseando por aquí no te extrañará que Singapur quiera ser «la ciudad en el jardín».

  • Jardines de la bahía – Este parque al lado de la marina es de acceso libre e ideal para pasear durante todo el día: tanto para disfrutar de la naturaleza durante la mañana como para sorprenderte con el espectáculo de luces y música de la noche. Aquí encontrarás varias de las atracciones más llamativas de Singapur; te contamos a continuación cuales son.
  • Supertree Grove – Estos súperárboles se han convertido en un icono del país. Se trata de 18 árboles artificiales de entre 25 y 50 metros de altura que, gracias a la tecnología, son sostenibles y generan la energía necesaria para producir el espectáculo de luces que hay cada noche aquí. Se puede subir al árbol principal en ascensor –Supertree Observatory– y también encontrarás un restaurante.
  • OCBC Skyway – Y si quieres ver estos árboles desde una perspectiva diferente, sube a la pasarela que los conecta. Tras pagar la entrada, toma el ascensor y pasea a unos 22 metros de altura por su pasarela. Una perspectiva diferente de Gardens by the Bay.
Jardines de la Bahía en Singapur
OCBC Skyway, la pasarela entre los Supertrees
  • Flower Dome – La eterna primavera está aquí. Como si fuera un arca de Noé de las flores, aquí encontrarás especies de todo el mundo bajo la recreación del clima cálido mediterráneo. Recorre este pabellón de cristal y quedarás maravillado con su colorido.
  • Cloud Forest – Y, más allá de las flores, tenemos este otro recinto espectacular que recrea clima de montaña. Sube hasta el último piso y comienza a descender por su recorrido para encontrarte todo tipo de vegetación. La cascada que tiene en el interior es increíble y, cada cierto tiempo, hay una pulverización para regarlo todo.
  • Garden Rhapsody – No te pierdas el espectáculo de luces que hay cada noche en los Jardines de la Bahía. Puedes verlo desde lo alto y gratuitamente en la pasarela que conecta el hotel Marina Bay Sands con el parque o bien, desde justo debajo de ellos, que es precioso también. Y, si buscas una perspectiva diferente, acércate al restaurante del árbol principal o la pasarela –esta vez previo pago– justo antes de que comience el show (consulta aquí los horarios) para disfrutarlo con una perspectiva privilegiada.
🍋Lemon tip! Estos lugares congregan a muchos turistas así que evita las largas colas comprando con antelación tus entradas en la web oficial. Hay algunas promociones, como comprar la entrada conjunta para Cloud Forest & Flower Dome.
Garden Rhapsody en Singapur
Uno de los Supertree iluminado durante la función de Garden Rhapsody
  • Marina Bay Sands – Este hotel es mucho más que un hotel. Se ha convertido en un símbolo de la ciudad, un desafío arquitectónico con su increíble piscina y, además, en un punto de peregrinaje para turistas. ¿Por qué? Por varios motivos:
    • Puedes subir hasta su mirador Skypark y tener una panorámica perfecta de la ciudad. Se encuentra en el piso 57 de la torre 3.
    • Si lo prefieres, justo al lado, en el bar CÉ LA VI podrás tomarte una copa mientras miras, de reojo, su increíble piscina (el acceso a ésta es exclusivo para huéspedes).
    • Quien prefiera ir de compras, comer algo o simplemente resguardarse del calor, puede ir a su centro comercial que tiene la peculiaridad de tener canales, al estilo Venecia, dentro.
    • Si visitas el Rain Oculus, te encontrarás una ‘piscina’ ovalada vista desde el exterior, pero que se convierte en una cascada en el interior del mall.
    • También puedes disfrutar del espectáculo gratuito de luces y música que proyectan cada noche desde el hotel hacia la bahía.
  • ArtScience museum – Arte y ciencia no son polos opuestos y este museo lo demuestra. Juegos de luces, salas interactivas y tecnología al servicio del arte hacen de este lugar un plan perfecto, especialmente en los momentos que quieras resguardarte del intenso calor o la lluvia. Reconocerás el museo por ser la estructura en flor de loto en la bahía.
  • Puente Helix – Este singular puente está formado por una estructura metálica que simula una cadena de ADN. Atraviésalo para llegar paseando al otro lado de la bahía.
  • Esplanade – Otra de las arquitecturas más singulares que encontraremos es este edificio que alberga la ópera de Singapur. Cuenta también con salas de teatro, exposiciones y hasta un centro comercial. Al organizar tu visita a Singapur, consulta su programación ya que muchas veces hay conciertos gratuitos al aire libre.
Skyline de Singapur
ArtScience museum con la zona financiera de fondo en un día de alta contaminación
  • Singapore Flyer – No muy lejos de allí se encuentra esta gigantesca noria de 165 metros de altura. Fue la más alta del mundo hasta 2014 cuando le superó High Roller, en Las Vegas. Quien quiera vivir una experiencia gastronómica diferente, tiene que saber que se puede reservar una cena dentro de sus cápsulas (eso sí, por más de 300$ por pareja).
  • Merlion – Terminamos el recorrido por la bahía de la marina acercándonos hasta esta escultura que hoy es el icono y mascota de la ciudad. Si llegas hasta aquí y ves a muchos turistas en una extraña posición y con la boca abierta, no te asustes: la típica turistada es sacarse una foto en la que el agua de este pez-león te sale por la boca.
🍋 Lemon tip! Si te apetece descansar durante este recorrido, te gustará pasar un rato en Marina Bay Waterfront Promenade. En esta zona encontrarás unas hamacas gratuitas a pie de bahía con unas vistas de lujo: todos los rascacielos de vértigo de Singapur.
Noria de Singapur
Puedes recorrer todas las cosas que hay que hacer en Marina Bay paseando

Riverside (zona centro)

Es hora de visitar la zona más céntrica de la ciudad. ¿Qué hay que hacer en este barrio de Singapur? Aquí encontrarás los edificios más emblemáticos, sedes de las instituciones del país y la mayoría de los museos.

  • Old Hill Police Station – La antigua sede la policía es hoy el ministerio de comunicación e información. Sin embargo, el motivo por el que hay que acercarse hasta aquí es su preciosa fachada con 927 ventanas pintadas de los colores del arcoíris, una de las estampas más fotogénicas de la ciudad. Otro dato curioso: fue la primera cárcel del país.
  • Hotel Raffles – Este hotel lleva el nombre del fundador del país y, como él, constituye ya parte de la historia de la ciudad. Abrió sus puertas en 1883, mucho antes de lo que conocemos como la Singapur actual. De estilo colonial, se reabrió recientemente tras una exhausta rehabilitación; hoy, aunque no te alojes de él, puedes recorrer sus patios y disfrutar de uno de los edificios más bonitos.
  • Museo Nacional de Singapur – Sin duda, el museo más importante de la ciudad. En él se explica, de forma didáctica, la historia del país. Si eres de los que busca una buena panorámica, tienes que saber que desde el bar de su sexto piso tendrás geniales vistas de su skyline.
  • Galería Nacional – Los edificios que antes albergaban la corte suprema y el ayuntamiento son hoy este gran museo que acoge la mayor colección de arte del sudeste asiático.
  • Fort Canning Park – Este parque vienen muchos locales para estirar un mantel y hacer picnic con sus familiares y amigos. Este lugar fue una fortaleza durante la II Guerra Mundial, pero lo que atrae a más turistas es una de las estampas más instagrameables de la ciudad: las escaleras de Fort Canning Park Tunnel.

Quien busque profundizar más en esta zona y sea amante de los museos, puede visitar otros edificios de interés como Peranakan Museum –sobre las casas tradicionales de Singapur–, Asian Civilisations Museum o varias iglesias que se encuentran en este céntrico barrio.

Old Hill Police Station Singapur
La colorida fachada de la antigua estación de policía

Chinatown

Los chinos que llegaron hasta esta pequeña isla del sudeste asiático tienen hoy su principal enclave en este barrio. Sus costumbres, tradiciones y gastronomía se encuentran en estas calles que el viajero puede visitar recorriendo sus shophouses.

  • Buddha Tooth Relic Temple and Museum – El budismo es la religión más importante de Singapur, seguida por el 42% de sus habitantes. Por eso, no es de extrañar que este sea el templo más importante de la ciudad. Su fachada roja y tradicional te impresionará, pero también su interior, así que no dejes de visitarlo. Fue construido hace relativamente poco –en 2007– porque sus feligreses querían albergar en él una reliquia de Buda: uno de sus dientes.
  • Hawkers – Visitar los mercados típicos son otra de las cosas que hay que hacer en Singapur. No solo porque son un óptimo lugar donde comer, sino también porque podrás vivir de cerca como un local más. En Chinatown se encuentran Maxwell Food Center y Chinatown Complex. También encontrarás puestos en la calle Chinatown Street Food.
  • Ann Siang Hill – A medio camino entre el barrio chino y la zona financiera, las calles que están en esta zona son preciosas. Son tranquilas y están llenas de shophouses reconvertidas en bares. Desde aquí podrás ver una de las estampas que refleja el contraste de Singapur: la tradición –representada por estas casas bajas– y la modernidad que representan los vertiginosos rascacielos de cristal. Atraviesa Ann Siang Hill Park para tener una panorámica perfecta de esta zona.
  • People’s Park Complex – Esto es un bonus para quien busque un spot diferente, menos turístico y muy fotogénico. En el aparcamiento del piso 6 de este mercado, podrás tomarte una foto con su imponente edificio amarillo (y disfrutar de buenas vistas de la ciudad).
  • Sri Mariamman Temple – ¿Un templo hindú en el corazón del barrio chino? Así es, y no es uno cualquiera: es el más importante para su comunidad en Singapur. Descálzate en la entrada y sumérgete en la cultura india.

Little India

El olor a curry, las tiendas de oro, los mercados, las ruidosas motos… En el pulcro y ordenado Singapur hay un barrio que logra diferenciarse y traer algo de sus orígenes hasta la isla: Little India.

  • Sri Veeramakaliamman – Este templo de nombre impronunciable es uno de los centros de la cultura hindú en Singapur. No es el único: a lo largo de las calles del barrio encontrarás otros más.
  • Tan Teng Niah – Es curioso que la casa más famosa de Little India haya sido levantada por un comerciante chino. Si estás por aquí, tienes que acercarte para ver la fachada más colorida que hayas visto jamás.
  • Tekka Centre – En este mercado te mezclarás con los locales ya que no es uno de esos lugares pensados y acondicionados para los turistas. En sus dos plantas podrás desde comprar un sari hasta comer comida india en su hawker.
  • Mustafa Centre – Este centro comercial indio, abierto las 24 horas todos los días, es el lugar idóneo para quien vaya buscando una ganga o comprar los souvenirs más baratos.
🍋 Lemon tip! ¿Mucho por recorrer? No te pierdas el itinerario completo que hemos preparado para que puedas ver Singapur en +/- 3 días y no te pierdas nada.

Kampong Glam (barrio árabe)

El barrio árabe de Singapur es un lugar ecléctico donde se mezcla la religión –representada por su preciosa mezquita–, las numerosas tiendas de telas allá donde mires y la calle más hipster de la ciudad. Cada rincón sorprende.

  • Masjid Sultan – La influencia musulmana de la vecina Malasia llega hasta este rincón de la ciudad. Esta mezquita, la más grande de Singapur, está coronada por una preciosa cúpula dorada. Al templo se puede entrar pero si quieres tener la mejor perspectiva desde fuera, acércate hasta la calle peatonal Bussorah.
  • Haji Lane – Colorida y llena de bares y tiendas, esta es una de las calles más especiales de Singapur. Aquí encontrarás distintos ejemplos de street art en cada rincón con los que no te resistirás a sacarte una foto.
Haji Lane en Singapur
Haji Lane, una calle llena de color, bares y tiendas

Orchard Road

Si relacionabas Singapur con el lujo y las compras, no ibas desencaminado. En Orchard Road encontrarás más de 2 kilómetros repletos de centros comerciales y tiendas de las firmas más prestigiosas. Más allá del consumismo, te desvelamos algunos rincones especiales que podrás encontrar en esta zona.

  • Emerald Hill – Detrás de la ajetreada avenida se encuentra este pequeño remanso de paz. La calle está llena de shophouses muy cuidadas y muy bonitas. Tal y como aconseja la guía Lonely Planet, las que están entre los números 39 y 45 son las más especiales.
Singapur Shophouses en Emerald Hill
Emerald Hill, una de las calles con más encanto de Singapur
  • Jardín botánico – A unos 15 minutos andando del final de Orchard Road se encuentra uno de los lugares más bonitos que ver en Singapur. Este jardín ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Unesco y en él podrás disfrutar de la naturaleza y de su alabado jardín de orquídeas.
  • [email protected] – En los pisos 3 y 4 del centro comercial Orchard Gateway se encuentra esta biblioteca. Puedes entrar, sigilosamente, y disfrutar de sus singulares estantes en forma de ondas. Un paraíso para los amantes de los libros.

Más allá del centro

Si nos salimos del epicentro de la ciudad, seguiremos encontrando actividades que hay que hacer en Singapur y quedar fascinados. Pasear entre las alturas de las copas de los árboles, disfrutar de un safari con animales en semilibertad, divertirte en Universal Studios… En este artículo te contamos qué excursiones hacer en Singapur.

Merece una mención especial el cruce entre las calles Joo Chiat Road y Koon Seng Road. Aquí se encuentra una de las estampas más fotografiadas de Singapur por los influencers: las Peranakan houses. Más allá de sacar una buena foto podrás apreciar un gran ejemplo de la arquitectura de los Peranakan, los decendientes de los inmigrantes chinos que llegaron hasta este lugar.

Y si buscas el barrio de moda en Singapur, sin duda tienes que acercarte a Tiong Bahru. Aquí se concentran edificios de los años 30 de estética art decó, cuidados graffittis y las cafeterías y restaurantes más cool de la ciudad como Plain Vanilla o Tiong Bahru Bakery.

Aeropuerto Changi

¿Un aeropuerto como uno de los lugares que visitar en un destino? Sí, esto solo puede suceder en Singapur. Y es que éste es especial: la puerta de entrada y de salida al país te dejará con la boca abierta. ¿Por qué? Porque tal y como dicen en su web, Changi es mucho más que un aeropuerto.

En su interior, Jewel es una terminal dedicada únicamente a la diversión. Su corazón es la cascada interior de más de 40 metros de altura. La naturaleza reina aquí y provoca una explosión de color que no estamos acostumbrados a ver en los grises aeropuertos. Y tienes mucho por hacer a su alrededor: perderte en un laberinto de espejos, trepar por las cuerdas del techo de su cúpula, pasear por jardines de orquídeas o de mariposas, ver exposiciones de arte o ir al cine. ¿Alguien da más?

Así que, reserva algo de tiempo para recorrerlo, ya sea a tu entrada al país para impresionarte desde el segundo uno, o bien a tu salida, para llevarte un buen sabor de boca. Si tienes dudas, por aquí te contamos cómo llegar del aeropuerto Changi al centro de Singapur.


Ya conoces todo lo que hay que hacer en Singapur y ahora toca organizar qué itinerario seguir. Para ello te proponemos un recorrido por sus rincones imprescindibles en esta ruta de qué ver en Singapur en 3 días, aunque encontrarás info adicional por si estarás más o menos días. Y si lo tuyo es seguir la pista al cine, no te pierdas este itinerario por los escenarios de Crazy Rich Asians (Locamente Millonarios).

Escribe tu comentario